petite-lenore
Llego el otoño, y con el aire frío, las tardes de lluvia, el aroma a arboles secándose, a flores muriendo… Llego el otoño y con él, llegan los pedazos de mi vieja alma, de mi antiguo corazón, de todo aquello que en algún momento me causo un enorme dolor. Llego a soplar el polvo sobre mi escritorio, a mojar las ventanas con nuevas gotas, con nuevos aromas.

Llego el otoño, y junto a él, llegaste TÚ.
Automne. Daniela Trejo (via petite-lenore)
entreletrasycafeina
Vivir en un eterno otoño, observando las hojas bailar hasta morir.
Tomarlas y poseerlas por un segundo.
Mirarlas caer ligeras, cautelosas,
como si morir fuera cuestión de elegancia.
Un baile de tonos naranjas y alegres
Una sinfonía sobre el cambio.
Como en una buena película,
donde el viento despide al personaje
con las últimas palabras; las más profundas.
No como en una patética tragedia,
si no como el espectáculo más noble y más bello.
La sutil elegancia del otoño, Entre letras y cafeína (via entreletrasycafeina)
entreletrasycafeina
Porque quererte es ser isla desierta
y convertirte a ti en tsunami,
es dejarme arrasar
por tan sólo un beso.

Es darte el cuchillo
y dejarte arrancarme la piel
porque con lo que ya dueles,
la herida ni se siente.

Quererte es gritarle a la almohada
a las 3 de la madrugada
y llenarme los pulmones
de tu aroma tóxico.

Es recorrer la ciudad de noche
y encontrarte en los callejones,
porque me huele a peligro,
porque me huele a ti.

Quererte es entregarte mis secretos
envueltos en polvo
por no decirlos hace tanto
y decidir que los guardes
aunque se pierdan en el sótano.

Eso, amor, es quererte.
Caminar hacia el ojo del tornado,
sólo porque el viento me ha dicho
que ahí me estás esperando.
Quererte, Entre letras y cafeína (via entreletrasycafeina)